¿Cómo afrontar la depresión por medio de lo que consumo y hago?

“Cada día comienza con un acto de coraje y
esperanza: levantarse de la cama”.
– Mason Cooley

Hoy en día el ser humano es tan complejo que se le dificulta encontrar las respuestas en todo aquello que se considere simple. Es difícil entender que en la simplicidad de los actos tenemos claridad, porque allí es donde radica todo lo que somos, en encontrar las bases, de lo que sentimos, hacemos y vivimos, con el fin de poder vivir en realidad de la mejor manera y con el mejor cuidado, sin embargo, es muy difícil cuando el entorno completo está equivocado y normaliza tanto aquello que debería estar prohibido.
Encontrar factores que normaliza la sociedad y que hace daño de una manera directa es tan fácil como poder dejarlos, por ello, se presentan diferentes puntos que deben afrontarse y tratarse como algo normal, pero dañino.

Regular el consumo de azúcar

Desde hace mucho tiempo se ha encontrado el consumo de azúcar como un desencadenante de enfermedades como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y muchas otras, pero poco se habla de que también afecta directamente a nivel cerebral y que según hallazgos en diferentes investigaciones, se han encontrado afecciones a nivel emocional, produciendo así; insomnio, desconcentración, fatiga, hiperactividad infantil, ansiedad, e incluso depresión.

Ahora bien, según Cabrera, (2018) en su artículo titulado Azucar y cerebro estipula que «el activo principal de nuestro sistema de recompensa en el cerebro es la dopamina, y se ha demostrado que si comemos alimentos ricos en azúcares, la respuesta de dopamina por parte de nuestro cerebro no se nivela» , Es decir, que según la mayor cantidad de azúcar que se consume, el cerebro envía señales de recompensa, como pasa igual que otras drogas, por lo que esto se vuelve adictivo y perjudicial. Además de ello, las personas que consumen azúcares en cantidades excesivas tienen una peor memoria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que se debe reducir el consumo de azúcar en un 5 por ciento, de la ingesta calórica que consumen en el día, lo que quedaría un total de 25 gramos por día. Entender cuánto debes limitarte en el consumo azúcar, previene no solo enfermedades físicas, sino mentales, es decir, que salva tu vida.

Limitar el consumo de alcohol

Es normal que en cada celebración que se presente, ya sea cultural, social, personal, u otras, las personas quieren festejarlo con la compañía del alcohol, debido al efecto de euforia que este causa en su momento, sin embargo, este efecto es momentáneo, pero las consecuencias de consumirlo en exceso son realmente dañinas y perdura mucho más tiempo que el efecto del consumo. La depresión es una grave consecuencia de consumir alcohol en exceso y los pensamientos suicidas aparecen como la peor consecuencia, teniendo en cuenta que este es un «depresor del sistema nervioso».

En (1987) un artículo publicado en la revista de Salud Mental
«Varias investigaciones coinciden en que el suicidio es una de las causas de muerte más comunes entre los alcohólicos, después de los transtornos psicoafectivos. Asimismo, se reporta que la depresión y la desesperanza son factores determinantes en la conducta suicida de las personas con problemas de alcoholismo». Es decir que no vale tanto la pena el efecto poco duradero del alcohol, cuando lo único que trae consigo después de ello, son las peores consecuencias. Y si algo es cierto es que los momentos y las personas que nos hacen felices, se recuerdan mejor, cuando todos estamos sobrios. Festejemos de manera sana y los efectos serán plenamente positivos.

 

Meditar

Practicar la meditación ayuda a afrontar la depresión en una manera directa, pero debes buscar la mejor manera de hacerlo, no simplemente sentarse a pensar que puedes hacer, sino en realizar «introspección», de lo que sientes, de lo que piensas, del por que de cada emoción, pensamiento y conducta y a raíz de ello encontrar respuestas, para obtener la tranquilidad que necesitas. Encuéntrate a ti mismo.

Crear un plan de vida

Muchas veces nos perdemos en el diario vivir y esperar que todo pase, como si nuestros actos no fueran determinantes del futuro. Las personas con depresión muchas veces se pierden en la desesperanza de que nada tiene sentido y por eso se dificulta más afrontar la depresión, por eso es necesario tener, metas y sueños que motiven y den una razón por la cual vivir dia a dia, una vez cumplida una meta, plantearse más y más y así sean mínimas, estas ayudan a sanar con el tiempo.

Buscar apoyo emocional y profesional

La mayoría de personas con depresión tienden a cerrarse en ellos mismos por el miedo a ser juzgados, sin embargo, es necesario buscar el apoyo de los amigos, familiares y apoyo profesional, para llevar un proceso que no se tiene porque se quiere, ya que es una enfermedad mental.

Hacer ejercicio y practicar deporte 

Cuando se practica deporte y se hace ejercicio, en nuestro cerebro ocurre algo positivo, el cerebro recibe mayor oxigenación y se liberan endorfinas que generan un estado de bienestar en la persona, gracias a que estos, son los famosos “quimicos de la felicidad”. Puedes practicar cualquier deporte o hacer ejercicios segun tu gusto, correr, trotar, manejar bicicleta, practicar aeróbicos, entrenar en el gymnasio, entre otros.

La mejor forma de entender la importancia de buscar apoyo emocional es leyendo el proceso de un paciente con depresión que ha logrado afrontarla

Testimonio de un paciente de 50 años con diagnóstico de Distimia, (depresion):
¿Cómo se sentía?

Me sentía de mal humor, triste y desconsolada me ponía a pensar, en el futuro por que sufría al imaginarme,

que ya no iba a estar con mi familiame hacía daño pensando lo malo, no vivía mi presente por estar llorando mi futuro,

y me encerraba en mi cuarto, no sentía ganas de salir, ni hablar con nadie llegó un momento en que pensé ya nada

tenía sentido me daba miedo pensar en el futuro, cuando ya no estuviera, pero no quería estar tampoco en el presente

eran días tristes, y oscuros en losque solo quería dormir, y no me alentaba nada no leencontraba razón a nada, ni me

entusiasmaba lo viví sola, por que me decidí encerrar y no hablar con nadie lloraba mucho, y me hacía daño yo,

sentía que nada en mi vida, tenía sentido y me sentía hasta enferma física y mentalmente no quería , hacer nada.

¿Cómo fue el proceso?

Fue muy duro, por que no sabía lo que estaba sufriendo depresión, pensé  que eran solo rabias, y tristezas

que se iban a ir pero cuando ya empecé a llorar sola, en mi cuarto cuando vi que todo , me daba igual no pude

más, y busqué ayuda de una amiga con la que me desahogue y le conté todo, y ella se dio cuenta que yo estaba mal,

busque la ayuda de mi familia, hijos que son los que me han ayudado a seguir en este proceso pues esto es algo qué hay

que vivir con ello, es una enfermedad he ido con Psicóloga, Psiquiatra y he aceptado el proceso he estado medicada,

he hecho terapias que me han ayudado mucho, he hecho ejercicio, empecé a comer sano, empecé a cuidarme mejor.

Es difícil el proceso, pero uno tiene que aferrarse a las personas que ama, y que están dispuestas a ayudarnos

y también cuidarnos a nosotros mismos.

¿Qué aconseja?

Primero para las personas, que se sienten triste y sin ganas de nada, y lloran por todo deben buscar ayuda, hablar

y no encerrarse pues es el principio de la depresión cuando uno acepta, que está enferma es el primer paso, para buscar

ayuda aferrarse a las personas que uno ama, pensar más en uno, buscar motivos para volver a sonreír y sobre todo, aceptar

los tratamientos,las psicoterapias son muy buenas, y lo ayudan a uno a llevar esta enfermedad, enfermedad que aunque a uno

le cueste mucho aceptar, es para toda la vida solo que debemos saber vivir con ella, y aferrarnos a nuestros seres amados y Dios

para salir adelante, pero sabiendo y siendo consciente que tenemos que buscar, ayuda profesional en mi caso puedo decir, la ayuda

profesional me ha ayudado muchos es un conjunto, la ayuda profesional, el amor y unión de los míos, y la ayuda de Dios, pero

principalmente, las ganas de uno como paciente, de ganarle a esta enfermedad buscar ayuda, hacer cosas que me favorezcan mi

salud física y mental y aceptar la enfermedad, es el mejor consejo que doy.

 

Si estás pasando por un momento difícil, no dudes en buscar ayuda es la mejor opción que puedes escoger, te invitamos a ser parte de nuestro equipo, que se encarga de brindarte las herramientas necesarias para que mejore tu salud física y mental para afrontar la situación de la mejor manera. Agenda una cita con el Dr Enzo Fiorillo.

Autores del blog

Dr. Enzo Fiorillo

Nutricionista dietista

Psic. Linda Santiago

Licenciada en Psicologia

7 Comentarios

  1. Yida panza

    Todo lo leido es cierto ,es difícil vivir con esa enfermedad, pero más difícil es no aceptar y no buscar ayuda
    Felicitaciones bien texto !!

    Responder
  2. Yoli Orozco Villarreal

    Muy interesante y motivador, espero que la persona del testimonio encuentre todos los días motivos para sonreír y pueda controlar el poder del pensamiento. Felicitaciones por su esmero y dedicación

    Responder
  3. Yolima

    Excelente

    Responder
  4. Maria Isabel

    Excelente información! No debemos acostumbrarnos a sentirnos mal, ni física ni mentalmente, la alimentación influye sobre manera en nuestro desarrollo emocional y mental, jamás debemos dudar en buscar ayuda!

    Responder
  5. Dalosa.

    Excelente.

    Responder
    • Arnol Arnedo Correa

      Maravilloso concejo esoero que lo tomemos en cueta a cualquiera le puede pasar y mas a los que le encanta la azúcar y el alcohol. Para es mi importante estar cerca a la familia y amigos con los que se pueda charlar. Y no olvidar comer sano. Conocer los alimentos que te hacen daños, los que te suben la glucosa o azúcar en la sangre. Y no comerlos ¿Y cómo?

      Responder
  6. Daliany

    Excelente

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posiblemente

el plan más efectivo para perder grasa y construir musculo

Desarrollamos planes nutricionales que ayudan a las personas a vivir de manera saludable